Método de trabajo:

El método consiste en desmontar y descodificar todas las creencias que han ido adquiriendo a lo largo de la vida, que los ha llevado a asumir un rol generador de sufrimiento. Por eso hay que darles una mirada nueva y diferente de las que ellos han recibido del entorno y hacerles propuestas que los sorprendan y que los provoquen, para impulsarlos a abrir sus canales de reflexión de lo que está pasando. Ayudarlos a desarrollar su propio potencial de análisis y de observación del que pasa tanto al exterior como en su mundo interno.


Con estas propuestas vivenciales, muchas de ellas corporales, se consigue que entren en vivencias nuevas y positivas, permitiendo que miren en perspectiva el que les ha pasado y que elijan esta nueva manera de experimentar la vida. Progresivamente se va obteniendo el empoderamiento, que es la capacidad de sentirse totalmente responsables (no culpables) de lo que les pasa y por lo tanto ser conscientes de que el poder de cambiar está en ellos mismos, del infinito potencial que tienen dentro, que hace que siempre puedan hacer algo por ellos y para ellos y encontrar la solución a su sufrimiento.


Este método es adaptable a cualquier trastorno derivado de la adolescencia, como trastornos de conducta desafiante, trastornos de alimentación, trastornos depresivos con conductas auto lesivas, trastornos de conductas impulsivas, conductas de riesgo: como consumo de tóxicos, grupos de amistades inadecuados (bandas), fracaso y fobia escolar y cualquier trastorno con fondo depresivo. También es aplicable a trastornos mentales como la enfermedad bipolar, trastornos psicóticos y del espectro autista de alto rendimiento.


El sistema terapéutico lo he ido construyendo a partir de varias líneas de la psicología como la psicoanalítica y la sistémica, para llegar a comprender la dinámica de funcionamiento personal y familiar; la conductiva conductual, de la cual se usan consignas y declaraciones para ir cambiando creencias y patrones de funcionamiento y también aportaciones del coaching para conseguir el desarrollo de la auto-observación y el empoderamiento.


Hay aportaciones de otros sistemas de crecimiento y desarrollo personal como el "mindfulness" o la conciencia plena para trabajar la atención en el presente; la biodanza y específicamente la psicodansa integrativa, que da oportunidades nuevas de relacionarse de manera totalmente diferente consigo mismo y con los otros, mediante la música y el movimiento desnudándose de las corazas emocionales y permitiéndose fluir en la expresión de emociones y del movimiento en un contexto cálido y acogedor. Hay técnicas sacadas de varios métodos de relajación y de conciencia corporal que permiten descubrir y observar qué hay en la memoria corporal que viene de lo almacenado  en el inconsciente.


El trabajo terapéutico en el centro de adolescentes se realizará las 24 horas del día. Todo el que vivan y experimenten en cada momento tiene que ser terapéutico y tiene que contribuir en la buena evolución.

Este método se ajusta individualmente a cada caso teniendo en cuenta el tipo de trastornos que presenta el chico/a, sus características personales, de su familia, así como  su historia personal, familiar y social.

Nuestro sistema de trabajo se desmarca de los clásicos, en cuanto a la utilización de medidas externas de contención y de psico-fármacos para conseguir el auto-control. Tenemos herramientas que les permiten desarrollar su capacidad de contención y control mediante el trabajo de la auto-regulación. Este trabajo incide sobre la plasticidad cerebral permitiendo que se creen nuevas formas de auto-gestión de las emociones y de las reacciones  frente a estas.

El proceso de convertirse en adulto es de las más bellas transformaciones que puede experimentar el ser humano. Es prepararse para el vuelo, ensayar diferentes maneras de mover las alas y de elevarse. Surge en el interior el impulso de crear la propia versión de lo que es la vida y tomar las propias decisiones. Hay la necesidad de construir un criterio propio. Se realizan diferentes ensayos de identidad, de maneras de mostrarse y de presentarse ante el mundo a medida que la anatomía y la fisiología corporal van cambiando.


Es una bella oportunidad de presenciar el mayor cambio del ser humano hacia  su auto definición. Si permitimos que el ímpetu, la fuerza y la intensidad del adolescente nos haga vibrar, conectamos con la mayor vitalidad que puede experimentar el ser humano y el mayor impulso hacia la transformación y estaremos preparados para el continuo cambio.



Amamos y respetamos profundamente a este ser humano que está en este vertiginoso cambio y practicamos maneras fluidas de experimentar este cambio.

Centro Advanti - 080757 Corbera de Llobregat

 

Dra. Luz Mendoza Castro Teléfono: 646.73.78.33 E-mail:  centreadvanti@gmail.com

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • Instagram Clean Grey
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now